estimulación memoria a través del baile

Con el baile ¿hacemos estimulación de la memoria?

Desde Kalevi estamos apostando por el baile como estimulación de la memoria

El baile es una actividad física que implica también mente, emociones y creatividad. Cuando hacemos ejercicio al son de la música, lo que hacemos desde el punto de vista neurológico es poner en marcha distintas áreas cerebrales. Estas áreas se encargan de la coordinación motriz y la memoria así como de la percepción auditiva, visual y el equilibrio. Una estimulación cognitiva al completo. Si bailamos, el cerebro además libera dopamina y serotonina, hormonas que ayudan a disminuir el estrés y que generan bienestar. Se estimula así el hipocampo: área asociada a la memoria y las emociones.

Al bailar se necesita utilizar la memoria para recordar las secuencias de movimientos (lo que sería una actividad puramente cognitiva), y así coordinarlos en unos tiempos que nos marca el ritmo de la música y ejecutarlos en un espacio. Todo ello hace que estemos especialmente atentos pues ese esfuerzo cognitivo que requiere la actividad exige que se practiquen la- tan de moda- “atención plena”, es decir, que se hagan ejercicios con la mente atenta y concentrada en el aquí y ahora.

Cuando bailamos, comunicamos y empatizamos, lo que genera un ambiente de distensión y confianza que ayuda a aumentar nuestro bienestar. Y no sólo, ya que a través del baile, mejoramos significativamente nuestra capacidad aeróbica, la resistencia, la fuerza y la flexibilidad de la masa muscular, la agilidad y el equilibrio

El estilo de vida saludable abarca estimulación cognitiva.

Además de otros términos como son la dieta mediterránea y el ejercicio físico. Las investigaciones científicas en relación al ejercicio físico (incluyendo ejercicios aeróbicos y multimodales). Actualmente, no se dispone de un tratamiento efectivo que permita detener o revertir el deterioro cognitivo progresivo. Sin embargo, estudios de investigación han hallado ciertos aspectos que podrían ayudar a reducir el riesgo de desarrollar deterioro cognitivo, como la adquisición, mantenimiento o incluso la recuperación de hábitos de vida saludables.

El ejercicio físico es así adoptado como una terapia no farmacológica complementaria para ayudar en el tratamiento del deterioro cognitivo. Sus efectos provocan una reducción de la actividad inflamatoria y un aumento de las concentraciones de factores neurotróficos.

¡Ven a practicar la estimulación de la memoria al son de una batucada o de un minué!

Fisioterapeuta y psicomotricista de Aulas Kalevi.

    Leave Your Comment Here