estimulación y prevención memoria, pensamiento positivo

Todos tenemos un bar en nuestra memoria que remueve recuerdos e historias de vida.

Todos hemos tenido un bar donde hemos dejado varios recuerdos en depósito. Configuran nuestra Historia de Vida.

El bar del desayuno, el bar del aperitivo, el bar de la merienda… el bar de las cañas para quedar, el bar donde jugábamos lotería acabada en 8 año tras año, el bar del Riojano, el de los caracoles o el de la tortilla.

Me acordé del bar donde quedaba mi padre con sus amigos. Ahora cuando vuelvo por ahí agradezco que su dueño no haya hecho reformas en 30 años: se ha quedado con su encimera de granito, con las luces neón, con las tazas de loza tosca, y las botellitas de anís y de brandy están en las estanterías de atrás de la barra, junto con las jarras de acero inoxidable para el té, que siempre desbordan al servirse… Así me reaviva el recuerdo de cuando bajaba a buscarle para que subiera a casa, que la cena ya estaba lista.

Recuerdo esas tardes, como me recibían sus amigotes de siempre machacándome la espalda con abrazos y palmaditas fuertes y enérgicas. Hoy alguno se ha alejado, pero casi todos siguen pendientes de él.

Estos recuerdos construyen un pensamiento positivo hacia mi padre aunque no sea del todo ese padre con el que conviví. Pensar en positivo refuerza y aumenta mi resilencia, Quizás para él, recordar estas escenas conmigo, también sean algo más que sólo una estimulación de la memoria .

 

Carlos MD

Aulas Kalevi

Mayo 2019

    Leave Your Comment Here

    WordPress Image Lightbox