Recomendaciones para personas mayores ante una ola de frío. Termómetro con temperatura bajo cero.

Recomendaciones para personas mayores ante una ola de frío

La llegada de una ola de frío puede representar un desafío especial para las personas mayores que son más vulnerables a las bajas temperaturas y a sus consecuencias, y para evitar los riesgos de una ola de frío hemos creado estas recomendaciones.

Además de un desafío logístico, las bajas temperaturas pueden tener un impacto directo en el bienestar físico y mental de las personas, pero en especial en el de las personas mayores. Sigue leyendo este post con nuestras recomendaciones para minimizar los riesgos ante una ola de frío.

Riesgos para la salud física y mental del frío extremo

Las bajas temperaturas representan un peligro para la salud, siendo la hipotermia y la congelación los principales riesgos directos asociados. Además, el frío extremo tiene el efecto de disminuir las defensas del cuerpo, lo que aumenta la propensión a diversas enfermedades respiratorias, como son: resfriados, gripe, bronquitis y neumonía.

Asimismo, el frío puede agravar condiciones médicas crónicas, especialmente aquellas relacionadas con el sistema cardíaco y respiratorio, ya que el organismo realiza un esfuerzo significativo para combatir las bajas temperaturas.

Y desde el punto de vista del bienestar mental las bajas temperaturas para las personas mayores implican tener que pasar más tiempo dentro de casa, lo que puede llevar al aislamiento, aburrimiento, hastío, etc.

Veamos ahora nuestras recomendaciones para saber actuar ante una ola de frío y garantizar la salud y seguridad de las personas mayores.

Recomendaciones para personas mayores ante una ola de frío

Conservar el Calor:

 A la hora de enfrentarnos a una ola de frío conservar el calor es fundamental para nuestro bienestar físico, éstas son algunas de las maneras de hacerlo:

  • Vestimenta adecuada

Asegurarse de que las personas mayores vistan ropa abrigada y con varias capas. Utilizar materiales como la lana y evitar prendas demasiado ajustadas que puedan restringir la circulación sanguínea.

  • Mantener temperaturas cálidas

Asegurar que los espacios en los que se encuentran las personas mayores estén bien climatizados:

    •  Manteniendo siempre encendida una fuente de calor en el hogar
    •  Asegurando que las ventanas y puertas están bien cerradas
    • Dejando entrar el sol lo máximo posible
  • Alimentación adecuada y suficiente

El frío extremo puede aumentar las necesidades energéticas del cuerpo así que es necesario disponer de suficiente comida y fomentar una dieta equilibrada y rica en alimentos que generen calor interno, como sopas, guisos e infusiones. Además, recordar la importancia de mantenerse bien hidratados, incluso en climas fríos.

  • Mantenerse activo dentro del domicilio

Aunque no se pueda o deba salir, es muy importante no mantenerse inmóvil durante mucho tiempo y seguir movilizándose todo lo posible dentro del domicilio:

    • Dando pequeños paseos
    • Haciendo sentadillas
    • Pedaleando si se tiene un pedaleador
    • O cualquier ejercicio motor que sea seguro y que pueda hacer dentro de casa
  • Uso de mantas y edredones

Proporcionar mantas de calidad y edredones abrigados para ayudar a mantener el calor durante la noche. Asegurarse de que las camas estén provistas de suficiente ropa de cama para evitar la pérdida de calor nocturno.

Evitar Riesgos:

Cuando hablamos de evitar riesgos nos referimos a:

  • Prevención de resbalones y caídas

Las caídas son una preocupación importatne, ya que las superficies resbaladizas pueden estar presentes debido a la formación de hielo. Mantener las áreas de circulación libres de obstáculos y garantizar que los suelos estén secos. Si es necesario, utilizar alfombras antideslizantes y utilizar calzado adecuado con suelas que ofrezcan buena tracción.

  • Supervisión de los sistemas de calefacción

Revisar regularmente los sistemas de calefacción para asegurarse de su correcto funcionamiento y eficiencia. Evitar el uso de estufas o calentadores de gas dentro de espacios cerrados, ya que esto podría aumentar el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono.

  • Planificación de salidas

En caso de tener que salir, planificar las salidas para evitar las horas más frías del día. Utilizar ropa adecuada, incluyendo abrigos, guantes y bufandas.

  • Mantenimiento de comunicación

Establecer un sistema de comunicación regular, ya sea a través de llamadas telefónicas o mensajes, para asegurar que las personas mayores estén bien y respondan ante cualquier necesidad o emergencia.

Asegurar el bienestar mental

Para ayudar a asegurar el bienestar mental de las personas mayores, ayudando a mantenerse entretenido y que los días sean más llevaderos, es un buen momento para:

  • Realizar una rutina de estimulación cognitiva

Realizar alguna rutina de estimulación cognitiva haciendo actividades de su agrado. Pinchando aquí puedes acceder a nuestra selección de aplicaciones de estimulación cognitiva, para que las descargues en su móvil o tablet.

  • Realizar alguna actividad de ocio

Aprovechar para retomar alguna actividad de ocio que ha dejado de hacer (labores, manualidades, puzzles, jugar a juegos de mesa con convivientes, familiares o cuidadores, etc.).

  • Leer la prensa o revistas de su interés.

  • Ver alguna película de su agrado.

  • Escuchar música o algún podcast que le sea interesante.

Cuidar a los demás:

No sólo es importante cuidarse a uno mismo sino velar por los demás, para ello, recomendamos:

  • Vecindarios solidarios

Puede ser beneficioso establecer un sistema de revisión diaria entre vecinos para asegurarse de que todos estáis bien.

  • Apoyo emocional

Hacer compañía, ya sea personalmente o a través de videollamadas, puede ser reconfortante y ayudar a mantener el bienestar emocional.

  • Entrenamiento de cuidadores

Si hay cuidadores involucrados, proporcionarles información y entrenamiento sobre cómo cuidar adecuadamente a las personas mayores durante condiciones climáticas extremas. Esto puede incluir técnicas de movilización segura y medidas de prevención de caídas.

Podéis encontrar más información de interés sobre Salud y cuidados ante el frío en este enlace a la web de Comunidad de Madrid y más consejos de Aulas Kalevi para el invierno para las personas mayores, con deterioro cognitivo o demencia pinchando aquí, .

 

En conclusión, la atención y precaución durante una ola de frío son cruciales para garantizar la salud y seguridad de las personas mayores. La combinación de medidas para conservar el calor, evitar riesgos, asegurar el bienestar mental y cuidar a los demás puede marcar la diferencia en la calidad de vida de las personas mayores.

Esperamos que nuestras recomendaciones para evitar riesgos a las personas mayores ante una ola de frío te sean de utilidad ante la próxima bajada de temperaturas.

Contacta con nosotros si quieres saber más sobre Aulas Kalevi y cómo te podemos ayudar, estaremos encantados de hablar contigo.

Síguenos en InstagramFacebookYouTube, donde podrás ver la variedad de actividades que realizamos en Aulas Kalevi y conocernos mejor.

Equipo Aulas Kalevi

Cuidamos tu memoria

 

 

 

 

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

PHPSESSID., __qca, _ga, _gat, _gid

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales.

ads/ga-audiences, collect, mpression.php/#, iutk, mc

Google Analytics

Se usan para racabar datos estadísticos anónimos sobre uso de la web y visitas.

PHPSESSID., __qca, _ga, _gat, _gid

Other